homeschool

Las escuelas Montessori

Las Escuelas Montessori, breve introducción al método montessori

“Educación mediante la libertad en un medio preparado”

El otro día hablaba de la dificultad de trasladar el método Montessori a la educación en familia. María Montessori desarrollo su método pensando en aplicarlo a una escuela por eso he pensado que sería interesante como funciona una escuela montessori.

Además ahora puede que haya familias decidiendo donde escolarizar y este tipo de escuelas siempre son una buena opción, pero conviene conocerlas para saber como se trabaja allí.

Una escuela con un método científico


El Método Montessori se basa en las teorías científicas de María Montessori, doctora, antropóloga y experta en educación.

Realizó numerosos estudios llegando a la conclusión de que un ambiente adecuado, cuidadosamente preparado, era fundamental para el desarrollo y la estimulación de los niños, favoreciendo así su aprendizaje.
Fundó su primera escuela en 1907 y más de un siglo después su método sigue plenamente vigente y en evolución.

  • En las escuelas Montessori comparten clase niños de distintas edades.
  • Pueden escoger libremente la mayoría de las actividades que realizarán cada día.
  • Estas actividades están guiadas por un adulto para que los niños aprendan ciertas habilidades pero es el niño el que las desarrolla pues la mayoría de estas actividades son manuales lo que aumenta el interés de los alumnos por llevarlas a cabo y aprender, consiguiendo de esta forma concentración y autodisciplina.
  • A pesar de que los niños pueden moverse libremente por el aula normalmente hay silencio, algo que puede sorprender cuando no se conocen este tipo de escuelas libre.
  • El orden es muy importante.
  • Se fomenta la concentración de los niños.
  • Existen límites pero no se aplican castigos. 
maria montessori

El profesor como guía

Los profesores o maestros que siguen el programa creado por María Montessori.  Es un método con base científica. Los profesores son una guía para sus alumnos.

  • Están ahí para ayudarles a descubrir por sí mismos
  • Presentan los nuevos materiales que puedan interesarles
  • Les animan a  ayudarse entre ellos, a compartir y colaborar (de ahí la importancia de alumnos de distintas edades)

Cuando los mayores ayudan a los pequeños están a su vez reforzando su propio conocimiento al recordar lo ya aprendido y tener que explicarlo, esto mejora su autoestima y el respeto hacia los demás.

En las escuelas Montessori se respeta el ritmo individual de cada alumno para que desarrolle plenamente su potencial. No se realiza un seguimiento competitivo de los alumnos evitando así las comparaciones de unos niños con otros.

A diferencia de la escuela tradicional, el maestro no impone el conocimento al alumno sino que se trabaja en la colaboración adulto-niño con el fin de que el alumno alcance el máximo de sus capacidades intelectuales. 

orden y materiales

Los materiales Montessori son bastante atractivos para los niños y consiguen captar su interés un tiempo prolongado, acostumbrándose así a concentrarse en una tarea.

Las actividades pueden realizarse en grupo o de forma individual, según decidan los propios alumnos. Se aprende a compartir pero también a respetar el espacio de los demás a la hora de trabajar. 

Cada material tiene su sitio y está al alcance de los alumnos que aprenden a cuidarlos y guardarlos tras su utilización.


Es importante que el adulto proporcione un ambiente apropiado para la acción y la selección en su aprendizaje pues el objetivo de este método no es llenar la cabeza del alumno con datos académicos sino potenciar su deseo natural por aprender.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *